Ramiro Helmeyer: ¿Puede haber seguridad sin necesidad del blindaje?

Seguridad nace del latín securitas y a su vez viene de securus, que hace referencia al hecho de estar en la vida sin preocupación, es decir, la seguridad hace alusión a la ausencia de algún peligro. Por su lado, el blindaje habla de barreras físicas con el fin de proteger, por ende, seguridad y blindaje son cosas que van de la mano, es decir, que se complementan de cierta manera.

Ramiro Helmeyer - Resguarda tu seguridad.
Ramiro Helmeyer – Blinda tu seguridad.

El blindaje tiene un viaje por el mundo de siglos, fue usado en los trajes de protección en las guerras antes de Cristo, hasta nuestro días. Es usado en tranques de guerra, así como también en algunos automóviles que usa la gente cotidianamente; de hecho, coches de muchos presidentes y figuras públicas son blindados con el fin de brindarles seguridad o una sensación de la misma.

Las medidas de seguridad y blindaje de un vehículo van a depender del mismo, porque si bien hay algunos que no están hechos para ser blindados, hay otros que por su tamaño y otras características hacen que el blindaje sea menor calidad, lo que quiere decir que el nivel de seguridad no será el mas ideal.

Acá le dejaremos una lista de 8 tips de seguridad al manejar un vehículo blindado, publicada por la página tecnoblindaje:

  • Conduzca con las ventanas completamente cerradas.
  • Mantenga siempre los seguros de las puertar cerrados.
  • Evite bajar los vidrios, hagalo en ocasiones donde no tenga otra alternativa.
  • No abra la puerta ni baje los vridrios para dar limosna o preguntar alguna dirección.
  • Mantenga una distancia prudencial del carro que se encuentra delante de usted.
  • Cambie su ruta diaria, para evitar una ruta predecible.

Esta lista fue realizada en caso de estar bajo seguimiento y por consiguiente se toma la decisión de blindar el vehículo. Recuerda, no blindes tu automóvil de no ser necesario; a pesar que el blindaje y la seguridad pueden ir de la mano, no siempre tiene que estar juntas.

Por Ramiro Helmeyer

Anuncios